jueves, 13 de septiembre de 2018

No hace falta que lo digas.


Jamás toda la sociedad te verá de una forma correcta, porque para cada persona la forma correcta es diferente, hasta aquí es evidente, lo que no me parece normal es la forma de criticar, que tiene la gente.

No dejes que cuatro palabras hirientes hagan que no te sientas bien, no dejes que esas personas con exceso de tiempo libre lo inviertan en provocarte lágrimas, no dejes que esos ojos que no saben mirar te critiquen al verte, porque el problema radica en quien empieza, a decir lo que no le gusta, sin tener ni idea.

Cada palabra que ofende olvida una razón por la que esa persona está sufriendo y teniendo dolor, cada desprecio a su cuerpo olvida una lucha interna, una mirada caída y una batalla en pie, cada acción de intento de humor malo provoca que esa persona se sienta peor, y sólo quien lo hace es el detonador de una bomba de insultos y de una tristeza escondida bajo capas de ropa incluso un día de calor.

Si no sabes ayudar, al menos no hundas, si no sabes actuar, por lo menos no ahogues, si no sabes como hacerlo bien, no lo hagas, serás de más ayuda.

Y a ti, que te has podido sentir ofendido, ignora el mensaje de personas sin sentido, hagas lo que hagas hazlo por ti, con sentido, sin dejar que nadie te diga lo que es, o no, bonito.
Quiérete por quién eres, no por cómo te ven algunos retorcidos.


Juzgar por el aspecto físico de su cuerpo a una persona es de las acciones más atroces que conozco, una forma rápida y sucia de dejar de ser persona.
Desde pequeña he escuchado diferentes insultos respecto a mi cuerpo, que por suerte, no me han importado, pero me duele ver como hay personas que siguen prohibiendo su cuerpo, personas que siguen derramando lágrimas por faltas de respeto.







Tengo kilos de más, grasa, estrías, cicatrices, hematomas y mil movidas, 
si no te gusta, no hace falte que lo digas.

______________________________________________________________________________


Hoy una publicación diferente, porque lo que tu pienses no tiene porqué convertirse en publicaciones hirientes faltando al respeto a la gente. 
Porque hay cosas que no me parecen coherentes y aprovecho este espacio publico para decírselo a la gente. 
El respeto debe ser lo primero ante cualquier tema, estés o no dentro.



A vosotros, gracias por formar parte de Quedamuchavida, gracias por hacerme saber que estáis delante de las pantallas, gracias por vuestros comentarios, gracias por vuestras palabras, en definitiva, gracias.
¡Sois genialérrimos!




Me podéis encontrar también por las Redes Sociales del Blog, si queréis estar enterados de como es mi nueva Aventura, podéis seguirme en los siguientes enlaces: Facebook , Twitter e Instagram,  "una Vida Sencillamente Diferente". 


















Condenemos nuestra Sonrisa a Cadena Perpetua :)

2 comentarios:

  1. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS se pueden decir las cosas mas altas pero no más claras. Ni sobra ni falta una coma. ¿Sabes una cosa? el problema lo tienen los que tienen grasa, cicatrices, estrías y mil movidas mas en el alma, eso sí que es digno de lastima. Besazos preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Qué palabras más ciertas y qué discurso tan necesario tanto para los que hieren como para los que se sienten heridos. Bravo, me quito el sombrero.

    ResponderEliminar