Cáncer y Felicidad

Mi primer tumor apareció cuando él consideró oportuno, como todos supongo, al fin y al cabo él es el que decide enseñarnos o no, a veces porque sabe que la persona que lo padece es la idónea para enseñarle al mundo lo que esto supone y sí, llamadme egocéntrica, pero yo creo que mi Cáncer no es casual, creo que en realidad mi enfermedad acudió a mí porque de alguna manera quería que transmitiese al Mundo una Sonrisa Universal. 
Prometo intentarlo, poco a poco haré que la mitad del Mundo sea capaz de hacer reír a la otra mitad. 


No considero que el Cáncer sea malo, ni negro, ni que sea un enemigo... al contrario. Él te enseña y te hace fuerte, sabe como sacar algo de ti que quizás no conocías y hacerte participe en primera persona y por lo tanto de forma intensa, de lo preciosa que es la Vida. 
Quiero cambiar el pensamiento de que el Cáncer trae la infelicidad, una persona con la enfermedad puede disfrutar tanto o más de la Vida, sólo hay que ponerle ganas.

Mi forma de Vida es la Sonrisa y no la entiendo si no es así. Adoro la Vida. 

El Cáncer y la Felicidad se conocen, yo misma los he presentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada